Lagunas. Guido Yannitto

Curadora: Florencia Qualina

Una hebra de lana puede contar la historia del mundo. En serio. Podría recorrer los avatares del tiempo como el hueso lanzado por un primate que aterriza en una nave espacial, mientras suena Así habló Zarathustra de R. Strauss. A diferencia del vuelo del fémur de 2001: Odisea del espacio  ̶ que es vertiginoso ̶ , la hebra de lana flotaría y tendría el don de la ubiquidad. Estaría en Brujas, Gante, Manchester, en los Andes y Damasco. En hilados, ruecas, fábricas; enlazaría la construcción de caminos por agua y tierra; dibujaría cosmogonías sagradas y talleres oscuros. Hizo tanto por engendrar al capitalismo como por alumbrar las fuerzas que se le oponen.

La exhibición Lagunas, de Guido Yannitto puede ser leída como una narración fragmentaria de esta hebra que contiene tráficos entre hemisferios, a comunidades rurales y urbanas. Por supuesto, en el medio hay un océano y Guido viaja a través de él como Mercurio. Sus piezas textiles transitan el espectro que va desde la manufactura artesanal hecha en colaboración con tejedorxs salteñxs hasta la ejecución por máquinas cyber-androides, como Brealito, el tapiz que realizó en el Textiel Museum de Tilbourg.

Los caminos aparecen con insistencia en su trabajo, por ejemplo en Buscar aquí, un video que registra un momento del trayecto entre Buenos Aires y Salta, 1282 kilómetros de tedio eterno. Sobre la ruta desvencijada se dibujan costuras que parecen serpientes de brea reptando rápidas y nerviosas; en los márgenes se atisba la tierra árida y por momentos algunos mechones de yuyos verdes, nada atractivos para la mirada contemplativa. Llanura, soja, desierto. Google Maps señala un pueblo al norte de Santiago del Estero, llamado Ahí veremos. Guido dibujó el nombre en un mapa extenso que replica la pantalla de su celular. Suena a paraje inventado por Borges, donde algún cuchillero llega para pelear  ̶  otra vez  ̶  con su gemelo siniestro. También tiene algo de Bolaño, Ahí veremos podría estar en el desierto de Sonora o ser otro nombre de Santa Teresa... Podemos observar que a las 14: 58 se estaba quedando sin batería y la señal era baja. Otro dibujo revela que una hora y media antes, la conectividad era mejor, y el camino recto. En Buscar aquí y los dibujos mencionados la mirada es cenital; lo mismo ocurre en Brealito, donde las formaciones montañosas y surcos grabados en la tierra son capturadas por una cámara satelital que orbita la tierra. Interfaces, pasajes entre lana y litio, deserción del paisaje bucólico o lo que equivaldría decir que Lagunas es una constante colisión de glitchs.

 

Florencia Qualina

Uriarte 1373 | CP 1414 I Palermo I Ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Lun. a Sáb. de 14 a 19 hs | +54 (11) 4774 6656 | info@gachiprieto.com

  • Facebook
  • Instagram