Expone desde 1981 en museos y espacios de arte en Argentina y en el exterior. Su obra ha sido seleccionada para participar en la 47° Bienal de Venecia, en 1997, VI Bienal de La Habana (Cuba, 1997), 1° y 2° Bienal del Mercosur (Porto Alegre, Brasil, 1997 y 1999) y "De Ponta-Cabeça", 1 Bienal de Fortaleza (Brasil, 2002).

 

Entre sus últimas muestras individuales se destacan: Retrovisor, Museo Emilio Caraffa (Córdoba, 2010), Elogio de la obsolescencia, Museo de Arte Contemporáneo (Salta, 2012), Ad astra per aspera, Museo Diario La Capital (Rosario, 2012), Nachleben, Centro Cultural Haroldo Conti (Buenos Aires, 2012), Corpus, Espacio Cultural Universitario (Rosario, 2012). 


En 2017 participó del ciclo Presente Continuo, curado por Hernán Camoletto, en el Museo de la Memoria de Rosario, con la muestra Flores alimentadas de cenizas (con texto de Gilda Di Crosta). En el año 2019 recibió el Primer Premio en la categoría Pintura del Fondo Nacional de las Artes. 


Algunas de sus obras integran diversas colecciones públicas: Museo Castagnino+macro, Rosario; Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires; MALBA, Museo de Arte Latinoamericano, Colección Constantini, Buenos Aires; Museo Emilio Caraffa, Córdoba; Museo Dr. Jun Ramón Vidal, Corrientes; Museo de Arte Contemporáneo, Salta; Museo de Arte Contemporáneo, Salta; Museo de Arte Contemporáneo, Bahía Blanca; Fondo Nacional de las Artes, Buenos Aires; Hess Art Collection, Colomé, Salta y Napa Valley, Estados Unidos.