Alejandro Chaskielberg

Otsuchi: Memorias del futuro | ACTUAL | Ver todas

Desde el 21.6.2018 al 28.7.2018

Otsuchi nos ofrece un documento de las consecuencias del Gran Terremoto del Este de Japón (conocido como Higashi Nihon Daishinsai) que golpeó al país nipón en Marzo del 2011 y que posteriormente produjo un tsunami, arrasando con la ciudad de Otsuchi en la prefectura de Iwate.

En el inicio del proyecto, las imágenes son una acumulación de basura y restos, producto de la catástrofe. El amontonamiento de materiales (maderas, plásticos, hierros oxidados, sogas, etc.) se nos presenta de a fragmentos y nos interpela visualmente con una profundidad exterior.

 

Exposiciones largas y nocturnas, parecen establecer un pacto con el tiempo y dan lugar a un estado de reflexión para con la imagen. El tiempo es protagonista en todo el proyecto. El fotógrafo pareciera abrir, en estos lapsos de construcción fotográfica, parado frente a lo que retrata, un pequeño portal donde la luz, el viento, la soledad desoladora de lo que las imágenes representan y la mirada de aquellos que retrata (que mientras esperan posando, piensan y recuerdan sintiendo al tiempo y a la ola pasar de nuevo) se permiten ser. Las imágenes se convierten entonces en una reflexión certera del sujeto que exponen. 

 

En cuanto al uso del color, el artista ha logrado llevar su relación con la fotografía a un nuevo campo de experimentación al abandonar por completo el uso de color referencial y documental. En cambio, valiéndose de la paleta de color de las imágenes de archivo en el libro, ha decidido colorear las imágenes producidas por él mismo. Es decir, utiliza los colores del pasado para pintar las imágenes de un presente que permiten futuro. El color en el libro se convierte entonces en el puente que da coherencia a todo el material. Sacrifica la espectacularidad del color presente al color melancólico del pasado.

La verdad de Ostuchi no está en sus restos. Está en su gente. Ellos son su memoria y su futuro. Nada más importa, porque no hay material más pesado y fuerte que la memoria y su proyección en el tiempo por venir. El proyecto insiste en este concepto: las bases y los pilares de una sociedad son su gente. Todo santuario acusa un gesto arquitectónico de proteger la memoria y Otsuchi: Future Memories hace exactamente eso.

El elemento central en el proyecto es la relación que se establece en las imágenes donde los sujetos posan sobre lo que fueron sus casas. Visualmente, estos cimientos rectangulares revelan la base de un hogar. Pero son mucho más. Son esas piezas del rompecabezas que Chaskielberg construye. Está también, en esas cuadrículas, implícito y citado el formato fotográfico (ese proverbial rectángulo de luz). Las bases de concreto son el pasado, como la fotografía lo es, y sobre ellas, los sobrevivientes y su esperanza se ponen de pie.

 

Martín Bollati 

Uriarte 1373 | CP 1414 I Palermo I Ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Lun. a Sáb. de 14 a 19 hs | +54 (11) 4774 6656 | info@gachiprieto.com

  • Facebook
  • Instagram