Que-el-cielo-sea-el-fondo_-Yago-Gazali.j

ARTISTAS

VALERIA CONTE MAC DONELL

1977, Buenos Aires, Argentina

VALERIA CONTE MAC DONELL

OBRA

CÓMO ABANDONAR UN BARCO

 

-En noviembre del 2017 me regalaron un barco, un velero que nunca tocó el agua, lo partí en cuatro pedazos y lo llevé al jardín de mi casa.
Desde ese día busco cómo abandonarlo.


ACTO I
Quise sacarlo del agua, que remonte vuelo como un pato. Estudié los planos y lo dibujé con alambre  y soga. Fueron cuatro. Viajé a Ulsan en Corea del Sur y los monté sobre el río Taehwa. Veintidós cuadernas reconstruyeron barcos ilusorios que navegaron el cielo.

 

ACTO II
En la galería de Gachi Prieto, tres barcos se alejaban hacia horizontes difusos. Una voz, subida en una mujer sentada en una escalera alta, hablaba de navegar, del mar. Los barcos ligados a unas poleas, se desplegaban ocupando el aire blanco de la galería.

 

ACTO III
Esa noche el barco navegó sobre el jardín de mi casa  tensado por manos amigas.
Mientras el barco volaba entre las montañas, seguíamos hablando de navegar,
de horizontes y del mar.
La acción duró el tiempo en que todos pudimos sostener el barco en el aire.

Cómo abandonar un barco. Un gran Final

Un barco luminoso. Cinco seres un poco animales casi humanos, dialogan con este gran barco de alambre que a través de un sistema de poleas vuela por el aire.
¿Náufragos de un barco que flota suspendido? ¿Monstruos que habitan el otro lado del océano, allá, donde el horizonte termina? Una performance cuidadosamente escénica, que integra para que dialoguen intenciones visuales, sonoras, dramáticas.

 

ENTRE EL OCÉANO

 

Entre el océano 
Seoul 2016

Vivo en el otro lado del mundo. Cuando amanece aquí, el sol se esconde allá y mi país duerme y sueña. Con este trabajo quiero compartir su sueño. Construí un paisaje donde refugiarme. Todas las noches duermo bajo el paisaje que coso durante el día.
Líneas azules salen de la pared hacia un punto que cae al medio de mi corazón y teje esta topografía que me cubre.

 

QUE EL CIELO SEA EL FONDO