#1

Guillermo Mena

Iniciando como una acción performática, esta gran pieza de papel fue desplegada y destruida para colgarse en la esquina del patio de la galería, donde permaneció por diez días a la intemperie siendo afectada por el sol, la lluvia y el viento.

Una situación que busca pensar en la carga simbólica y emocional de los materiales y cómo estos van transitando diferentes niveles de deterioro, transformación y destrucción.

Una reflexión sobre las marcas y restos que intentamos preservar mientras habitamos procesos efímeros, conscientes de su finitud.


Curaduría / Coordinación
Sofía Grodek / Andrés Waissman

_

18 de Diciembre - 2018